miércoles, 10 de agosto de 2011

.

Cien mil cosas por hacer, nada empezado, todo pensado y ni se nos ocurre el principio. Podemos pensar que todavía queda tiempo, que no será la última vez que nos ocurra, que podemos ser los más afortunados sólo por tenernos mutuamente. La realidad es otra, el tiempo corre, más rápido de lo que pensamos, las cosas cambian, cada día, y las personas con él, puede que nos vuelva a ocurrir, pero ya no seremos nosotros los protagonistas.

jueves, 4 de agosto de 2011

No es el fin.

Lo mismo que se siente cuando te pisan, cuando te arrastras, cuando te hieren, cuando lloras sin que nadie te consuele, cuando peleas sin ningún motivo aparente. Si lo intentas, a lo mejor lo consigas, pero en el momento en el que empieces a disfrutar viéndome en el suelo, me levantaré y te diré: Yo también sé levantarme.